Este jueves 7 de marzo será proclamada la ganadora del 31 Premio Cafam a la Mujer

inicio / boletines / Este jueves 7 de marzo será proclamada la ganadora del 31 Premio Cafam a la Mujer

Ver historial - Fecha de publicación: 2019-03-05

Este jueves 7 de marzo será proclamada la ganadora del 31 Premio Cafam a la Mujer

Laura Melissa Márquez Hernández representa al Quindío

premio cafam a la mujer lauraArmenia: En ceremonia solemne que tendrá lugar este jueves 7 de marzo, a partir de las 8:30 a.m., en el teatro Galería de Bellas Artes, en Bogotá, serán proclamadas la ganadora y finalistas del 31 Premio Cafam a la Mujer, la más importante distinción naciónal a las grandes obras sociales de las mujeres colombianas.

En esta versión del certamen, participan 28 candidatas de diferentes departamentos, entre ellas Laura Melissa Márquez Hernández, proclamada recientemente Mujer Comfenalco, quienes desarrollan programas sociales y humanitarios para contribuir a mejorar la calidad de vida de las poblaciones más vulnerables del país.

El jurado calificador está integrado por Germán Santamaría Barragán, Juan Lozano Ramírez, el padre Joaquín Sánchez García, María Luisa Mesa Zuleta y María Teresa Peresson de Riaño.

La Semilla del Emprendimiento

premio cafamLaura Melissa Márquez Hernández se fue a vivir a la pequeña finca que su familia tenía prácticamente abandonada, en la vereda La Paloma, en el municipio de Calarcá, Quindío.

Quería ser cafetera. Sudaba tierra y respiraba sueños. Cada día se ilusionaba pensando que la vida del campo va en la sangre y que tenía que pisar firme sobre su propia fortaleza, con la seguridad de que su historia de mujer cafetera podía cambiar la realidad de desarraigo y profundas fracturas entre la vida del campo y la ciudad. Muy pronto, vio germinar sus primeras 5.000 semillas del grano, y las verdes y tiernas chapolas se convirtieron en arbustos de café, que le hablaron un idioma de aromas y sabores, de amores inconfundibles por el campo.

Bajó a su pueblo, Calarcá, y contó su historia en el Comité de Cafeteros, donde le ofrecieron una beca para estudiar Zootecnia, pero también producción de cafés especiales. El sueño de luchar contra el desempleo, el desplazamiento y la desesperanza de los jóvenes que no quieren volver al campo empezó a cumplirse. La Fundación Bolívar Davivienda la escogió, con otros jóvenes caficultores de la región, como 'semilla' humana, para promover la sostenibilidad y empoderar la comunidad en el trabajo colectivo en el campo, a partir del café.

Fue así como la semilla que llevaba en su corazón floreció, y hoy produce, en más de 8.000 arbustos, el café que ella misma recolecta, beneficia, trilla, muele, empaca en la planta y lo ofrece al mercado regional y nacional. El talante laborioso de Laura Melissa no se ha forjado en la abundancia sino en la escasez. Su contribución a la sociedad es el ejemplo del esfuerzo, la tenacidad, la constancia y la solidaridad, como valores que se cultivan con el mismo amor que se desprende de la primera chapola de los semilleros de café del Quindío.

Su liderazgo ha dado no solo los frutos de su finca Bellavista, allá arriba en la montaña de Calarcá, sino que ha motivado que muchos otros jóvenes del Quindío, entre los 14 y los 27 años, cultiven como ella, café en sus propias fincas, se abran paso en el mercado a fuerza de la creatividad de los emprendedores, demostrando que en el campo se puede soñar y seguir con el legado recibido de sus padres y abuelos.

Asociados bajo el nombre Herencia 24, Melissa y sus compañeros caficultores imprimen juventud, sabor y tradición a la marca de café de origen que sale de su propia planta productora. Su propuesta no solo busca vender una libra de café, sino que presenta un enfoque moderno, empresarial, de empalme generacional, con especial claridad sobre la salvaguarda de la caficultura y los derechos de la mujer, rechazando la inequidad, la exclusión y la marginalidad que han constituido una problemática que afecta profundamente a los jóvenes de las zonas rurales.

Aspiran fortalecerse como grupo, visitar nuevos cafetales, exportar y soñar con biodigestores y procesos más tecnificados que les permitan producir gas a partir de la pulpa del café. Laura Melissa trabaja a diario con la visión clara de que las mujeres tienen que administrar sus propios terrenos y lotes de café, entregando un mensaje diferente a sus hijos, para que se conviertan en verdaderos transformadores y empresarios del grano. Ella y sus amigos de Herencia 24 son semillas que esparcen un ejemplo maravilloso a sus congéneres, y que con cada taza de café que sale de su planta productora se convierten en protagonistas del futuro que anhelamos y merecemos.

Organización de Eventos

Revista Así Somos

Magazine Radial

© todos los derechos reservados